7 consejos para viajar con niños en invierno

Las vacaciones son el momento ideal para hacer una escapada en familia. Entre viajar con niños pequeños o sin ellos existe una gran diferencia. Por eso, si decidimos pasar las vacaciones navideñas de viaje tendremos que ser precavidos y adelantarnos a los posibles imprevistos que puedan ocurrir.

Cuando nos desplazamos con nuestros hijos, debemos preparar todo con antelación, sobre todo en estas fechas. Si huimos del frío y la lluvia, buscar, por ejemplo, hoteles con todo incluido en Fuerteventura puede ser una buena opción. No obstante, si preferimos la nieve, las precauciones que debemos tomar serán otras. Todo va a depender del momento del año en el que decidamos viajar.

En este artículo os dejo algunos de los puntos más importantes. También podéis encontrar links afiliados para vuestra comodidad, más información aquí.

¿A qué lugar nos vamos de vacaciones?

Lo primero que debemos de tener en cuenta es el lugar, ya que eso condicionará decisiones tan importantes como la ropa que llevaremos a nuestros hijos. Un buen chubasquero y unas buenas botas si nos vamos a la montaña y ropa más ligera si nos vamos a zonas cálidas. En cualquier caso, la protección solar nunca debe faltar en la maleta.

7 consejos para viajar con niños en invierno

Paradas cada cierto tiempo

Aunque muchos niños, sobre todo cuando son pequeños, acostumbran a quedarse dormidos en los viajes, es importante realizar paradas en el camino. Este aspecto va a depender del medio de transporte que elijamos, pero es aconsejable realizarlas cada cierto tiempo para que nuestros hijos descansen, tomen el aire y se muevan. Esto les ayudará a relajarse y evitará que pillen rabietas con demasiada facilidad. En el caso de que viajemos en avión, podemos intentar hacer pausas antes y después del vuelo, en una zona al aire libre, por ejemplo.

Nosotros hemos hecho una ruta por Andalucía que pronto compartiré aquí en el blog con nosotros, y la dividimos en provincias para que no se hiciera tan pesada. Habréis visto algunas de las fotos si me seguís en Instagram

Un mapa

Llevar un mapa, tanto físico como en nuestro móvil puede ser una gran idea. Además de que aprenderán a utilizarlo, podrán seguir los diferentes tramos del camino y eso podrá ayudarles a tener paciencia, ya que verán como os acercáis al final del viaje.

Una buena playlist

A la mayoría de los niños les gusta la música y cantar. Por eso, hacer una playlist variada y larga, con algunas de sus canciones favoritas amenizará su espera, tanto si viajamos en coche como en avión. Es conveniente que los temas sean divertidos, pero tranquilos, para no alterarlos demasiado.

Juegos de creatividad

Siempre son una buena compañía ya que harán que el camino se nos haga más corto, tanto a mayores como a pequeños. Los juegos en los que se incorporan elementos del paisaje, como el “Veo, veo”, pueden ser una buena idea para disfrutar del mismo y para que nuestros hijos aprendan.

Películas

Aunque hace años esto era impensable, hoy en día son cada vez más las personas que disponen de una pantalla en su vehículo o de una tableta. Llevar un par de películas ayudará a que el camino se les haga más llevadero.

Su juguete favorito

Cuando sacamos un niño de su rutina, es muy habitual que eche de menos objetos de su vida cotidiana: un peluche, una almohada, un juguete. Aunque cuando viajamos lo hacemos con el espacio justo, sí que es aconsejable llevarnos uno de esos objetos para que no se sienta lejos de casa.

Espero que estos consejos os sean de utilidad y os animéis a viajar con los niños. Es una expriencia ideal para hacer en familia.

¿Vosotros tenéis alguna otra recomendación que usáis con vuestros hijos? Me encantaría escucharla, me la podéis dejar en los comentarios.

Que disfrutéis del fin de semana!

Abrazos,

Pili

Deja un comentario