Colgador de cocina “Kitchen Memories”

Hola a todos! Feliz lunes!

Cuando nos mudamos a nuestra casa actual nos trajimos un colgador de cocina algo feito. No recuerdo cuantos años tenía ni por qué lo teníamos… quizás fuera un regalo.

Algunas semanas después el caos estaba bajo control y todo en su sitio, por lo que ya disponía de más tiempo para dar un vistazo alrededor y elegir algo para cambiar. Y los días de ese colgador habían llegado a su fin.

Me bajé al trastero y encontré una pieza de contrachapado que me iba a ir al pelo. La medí y diseñé con Photoshop una lámina, que la podéis descargar gratuitamente y con alta calidad aquí

Kitchen Memories Print

El proceso fue muy simple. La imprimí en papel normal con mi impresora láser, y recorté el sobrante. Luego mezclé cola y agua en proporción 1:1 y apliqué la mezcla en la madera. Pegué la lámina, la cubrí con una bolsa de plástico y apreté para eliminar las burbujas de aire que pudiera tener. Si os preguntáis por qué uso un plástico, es para proteger la lámina de posibles arañazos al presionar para quitar las burbujas.

Ya una vez seco le di dos capas de barniz, le añadí las alcayatas y lo colgué de la pared.

 

Kitchen Memories Hanger

Espero que os guste tanto como a mi! Que paséis una semana estupenda!

Abrazos,

Pili

 

Os gustan el reciclaje, la decoración, el transformar muebles y todo tipo de manualidades? Entonces compartimos la misma pasión! Me encantaría compartir mis ideas disparatadas y proyectos con vosotros, por lo que me encantaría que os SUSCRIBIÉRAIS a mis entradas por correo electrónico.

También comparto contenido interesante en Facebook y otras redes sociales, y me gustaría saber de vosotros! Aún no me seguís? No seais tímidos y pasar a saludar. Me podéis seguir en FACEBOOKPINTERESTINSTAGRAMTWITTER.

3 comments

  1. Julia says:

    Pili te quedo chulísimo el colgador y gracias por compartir tus láminas con nosotras…
    ganas tengo de tener casa nueva para hacer cositas tan lindas como las tuyas.
    Un abrazo

    • Pili says:

      Julia, no se merecen. Ya verás que encontrarás la casa que quieres, y que todo el tormento en su búsqueda parecerá que ha sido un sueño.
      Besos

Deja un comentario