La pizarra que esperaba ser tuneada

Estoy emocionada de presentaros este “Reto de reciclaje de un objeto de segunda mano” en el que participamos más de 20 blogueras. Las reglas eran simples -buscar un objeto de una tienda de segunda mano y transformarlo en una pieza de decoración. No había resupuesto o tema al que ceñirse, por lo que podíamos dejar correr nuestra creatividad!

Las Participantes

00

Amanda | The Kolb Corner      Chelc| Inside the Fox Den
Erlene | My Pinterventures     Kim | Made in a Day     Sara | Twelve on Main
Emily | Two Purple Couches     Shirley | Intelligent Domestications
Marie | DIY Adulation     Lindsay | Crazy Organized   Michelle | Our Crafty Mom
Julie | Live From Julie’s House     Debra | Shoppe No. 5     Dru | Polka Dot Poplars
Maureen | Red Cottage Chronicles     Pili | Sweet Things     Channell | Hobnail House
Colleen | Life on Kaydeross Creek     Ann | Duct Tape and Denim
Paula | Virginia Sweet Pea     Sherry | Savvy Apron     Stacy | Anastasia Vintage


Como ya sabéis, las tiendas de segunda mano y rastrillos son mi segunda casa. Así que cuando vi esta pizarra por 0,50€ no me lo pensé dos veces y la agarré… No pensaba dejarle la oportunidad a nadie de hacerse con ella. No no, se venía a casa conmigo para un lavado de cara!

La pizarra que esperaba ser tuneada

Una amiga tiene en su cocina una pizarra grande y preciosa, y cada vez que la visito la veo y mi corazón se derrite. Pensé que podía hacer algo del mismo estilo pero con bajo presupuesto, así que lo primero que hice fue cortar un trozo de contrachapado para que encajara dentro de la pizarra.

La pizarra que esperaba ser tuneada

Preparé chalk paint casera de color negro para tapar el verde sosillo que tenía. Con un pincel seco le di por el marco con un poco de color branco para hacerlo más interesante visualmente. Luego busqué unas imágenes para ponerle a la madera, y como eran tan bonitas pensé en usar otra madera más gruesa que también tenía por casa para hacer un colgador. Para terminar le coloqué cuatro alcayatas y la barnicé.

El antes y después de una pizarra

Y me encanta el resultado! No tiene nada que ver con la pizarra que compré, y me llevó menos de una hora hacerlo!

Este es el tipo de proyectos que más me gustan, baratitos y frugales.

El antes y después de una pizarra

Espero que os haya gustado a vosotros también. Recordad que podéis visitar a las otras compañeras para ver qué se les ha ocurrido! Y si os apetece visitar más proyectos míos, los encontraréis todos en la Galería


Gracias por visitarme!

Abrazos,

Pili

¿Os gustan el reciclaje, la decoración, el transformar muebles y todo tipo de manualidades? Entonces compartimos la misma pasión! Me encantaría compartir mis ideas disparatadas y proyectos con vosotros, por lo que me encantaría que os SUSCRIBIÉRAIS a mis entradas por correo electrónico. También comparto contenido interesante en Facebook y otras redes sociales, y me gustaría saber de vosotros! Aún no me seguís? No seais tímidos y pasar a saludar. Me podéis seguir en FACEBOOKPINTERESTINSTAGRAMTWITTER+GOOGLE.

Participo aquí

4 comments

  1. Retroyconencanto says:

    Ay, Pili, cómo nos identificamos contigo. Nosotras también somos ultradefensoras de los objetos de segunda, tercera o cuarta mano. Y también nos gusta darle un uso distinto al original con un tuneo particular. Esa pizarra ha ganado en belleza y en mayor uso con esas alcayatas. ¡Precioso reciclaje!

    Besos a montones de las dos.

    J&Y

    • Pili says:

      Hola chicas!! Lo cierto es que me da mucha pena ver objetos tirados o amontonados como si no tuvieran ningún valor, relegados al olvido. Y me hace feliz darles una nueva vida para que puedan volver a lucir 🙂

      Gracias por pasaros!!

Deja un comentario