El botellero que pasó de aburrido a estupendo

Hola amigos!!

Espero que hayáis pasado una Pascua estupenda, nosotras hemos estado atareadas estas semanas pasadas planeando cosas para disfrutar del tiempo tan estupendo que estamos teniendo, y también acabando algunos proyectos que tenía en mente.

No sé si recordáis el banco que hice la semana pasada y que fue mi primer proyecto usando herramientas yo sola, pero estaba tan emocionada por haber sido capaz de hacerlo que empecé inmediatamente a buscar otras cosas por aquí que pudiera cambiar.

Y mis ojos se pararon en esto

How this wine rack went from dab to fab

Mi marido se enamoró de este botellero hace como unos 12 años, y se ha mudado con nosotros dos veces… Siempre tuve la esperanza que se perdiera en uno de los traslados, pero desafortunadamente eso no pasó. Y aquí estaba, frente a mi, y decidí que necesitaba “algo”.

Lo más molesto de él (aparte de ser feo con ganas) es moverlo para limpiar. Es muy pesado y al tirar de él hacía un ruído estrepitoso. Vale, necesitaba unas ruedas, pero ¿donde, cómo?

Busqué una pieza de madera, medí las patas y planeé hacer unos agujeros para que las patas encajaran en ellos.

How this wine rack went from dab to fab

Perfecto!!

How this wine rack went from dab to fab

Ahora le tocaba a las ruedas.

How this wine rack went from dab to fab

Una vez que estuvieron atornilladas en la madera, medí la altura. How this wine rack went from dab to fab

Corté una madera que compré de la altura que necesitaba, y la corté en inglete con la sierra de mesa.

How this wine rack went from dab to fab

Coloqué los trozos en su sitio y los aseguré con cola y unas puntillas muy finas.

How this wine rack went from dab to fab

Con un poco de masilla, la preparé para pintarla.

How this wine rack went from dab to fab

Lo primero fue imprimarla antes de pintarla con spray.

How this wine rack went from dab to fab

Pensé que un trozo de cordón muy fino quedaría bien alrededor de la base para añadirle un poco de detalle.

How this wine rack went from dab to fab How this wine rack went from dab to fab

Si recordáis la parte superior, era de cristal. Como no me gustaba, mientras esperaba que la pintura se secara diseñé un papel con rayas en zig zag y lo llevé a imprimir a la copistería porque era demasiado grande para mi impresora. Lo pegué al cristal y le pinté una raya gris claro alrededor. Lo último fue barnizarlo para protegerla.

How this wine rack went from dab to fab

Después de pintar el botellero con spray de color blanco, también le aplique dos capas de barniz.

How this wine rack went from dab to fab How this wine rack went from dab to fab

Ahora resulta realmente sencillo de mover con sus ruedas!

How this wine rack went from dab to fab

Y si os estáis preguntando por qué hay una botella vacía allí, es porque es tan bonita que no puedo tirarla. Pero eso ya será otro futuro proyecto.

How this wine rack went from dab to fab How this wine rack went from dab to fab

Las copas fueron un regalo a mis padres en el día de su boda. Una se rompió hace años, pero ahora las cuidamos con mucho esmero porque tienen un valor sentimental muy grande.

How this wine rack went from dab to fab

Espero que a mi marido le guste tanto como a mi! O al menos, que esté contento porque es sencillo de mover.

How this wine rack went from dab to fab

Si queréis ver otros tutoriales los encontraréis en la Galería.

Gracias por la visita!

Abrazos,

Pili

¿Os gustan el reciclaje, la decoración, el transformar muebles y todo tipo de manualidades? Entonces compartimos la misma pasión! Me encantaría compartir mis ideas disparatadas y proyectos con vosotros, por lo que me encantaría que os SUSCRIBIÉRAIS a mis entradas por correo electrónico. También comparto contenido interesante en Facebook y otras redes sociales, y me gustaría saber de vosotros! Aún no me seguís? No seais tímidos y pasar a saludar. Me podéis seguir en FACEBOOKPINTERESTINSTAGRAMTWITTER+GOOGLE.

Participo aquí

26 comments

    • Pili says:

      Tienes toda la razón, todo en blanco tiene otro aspecto. De momento el polvo se ve menos, y eso ya es un punto.
      Feliz finde!

    • Pili says:

      Natalia, pues lo estuve pensando… pero como hacía poco me había atrevido a usar la sierra tenía mono y ganas de probar cosas nuevas, así que me decanté por hacerle la parte de abajo.

  1. lola says:

    Pili, menudo cambio le has dado a ese botellero que era un poco “sos” y ahora ha quedado muy original.
    Besos
    Por cierto..esas estrellas de pared¿las has hecho tu?

  2. cecilia camiño says:

    Te quedó muy bonita esa mesa bar! increible como cambian los objetos al volverse blancos! muy lindo el trabajo, la base de madera le dio mas importancia!
    Te felicito, besos, buen finde

    • Pili says:

      Totalmente cierto, Cecilia. El color blanco aporta una luz y una sensación de ligereza que ningún otro color lo da.
      Muchas gracias por tus comentarios, feliz semana!!

    • Pili says:

      A mi por lo menos me gusta muchísimo más en ese color, es mucho más ligero visualmente y se integra mejor en nuestra decoración.
      Feliz semana!

    • Pili says:

      La verdad que no soy mucho de formas geométricas, pero lo cierto es que me gusta como queda. La inspiración me vino un día desde el blog, porque si os fijáis es el mismo que tengo como fondo jaja

      Feliz semana!!

    • Pili says:

      Después de tantos años ya le tocaba un cambio, ya que no se quiso perder en las mudanzas 😉

      Gracias por tus comentarios!

  3. marcela says:

    Un cambio más que necesario, tiene mucha más personalidad y diseño además de practicidad. Buena idea! No te olvides de aclarar que estás participando en el Finde Frugal y hacer enlace asi tus lectoras pueden inspirarse con la galería de ideas que todas las chicas comparten, que fluya la inspiración!

    • Pili says:

      Renovarse o morir, los objetos lo necesitan igual que las personas.
      Gracias por ese Finde Frugal lleno de inspiración, Marcela.
      Feliz semana!

  4. Isabel says:

    Fantástico Pili! Yo también soy de la opinión de que si algo no te gusta, pero estás obligada a convivir con ello, es obligatorio al menos cambiar su aspecto. Tú lo has hecho con este botellero, y el cambio es genial.
    Besos.

    • Pili says:

      Así es, Isabel. Y de ahí surgen a veces las polémicas en si es adecuado o no pintar un mueble. Yo soy de la opinión que prefiero tener en mi casa algo que me haga feliz cada vez que lo mire. Allí donde pones tu mirada poner tu energía, y es mejor que sea positiva…
      Besitos!!

  5. Dosdenueve says:

    Le has dado un cambio genial, más práctico con las ruedas y mucho más estético y encima lo has hecho todo tú! El detalle de los banderines es una monada también.
    ¡Qué disfrutéis del nuevo botellero!
    Besos

    • Pili says:

      Las ruedas me han resultado súper útiles! El botellero ahora está en constante movimiento: entre la limpieza y las cabañas que se montan mis hijas en el salón, tiene ajetreo! Estamos encantados con él, ahora espero que en la próxima mudanza no se pierda.
      Feliz semana!!

Deja un comentario