Dando la bienvenida al otoño

Hola amigos!

Desde pequeña me ha fascinado la mitología, y el viaje que hicimos a Grecia cuando aún no teníamos a las niñas reavivó aún más mis ganas por conocer más y poder transmitir esos conocimientos a mis hijos. Ha pasado el tiempo y ahora que las niñas ya son un poco más mayores también demuestran interés por ella, así que siempre que podemos la introducimos en nuestra vida diaria porque se presentan muchísimas oportunidades; la mayoría de los planetas de nuestro sistema solar tienen nombres de dioses, así como estrellas y constelaciones; muchas palabras con su origen en el latín también hacen referencia a los dioses, como las bacanales, fiestas en honor del dios romano Baco, o con origen en el griego como afrodisíaco, proveniente de la diosa Afrodita. También los días de las semana llevan sus nombres… podría seguir con muchas más, pero aprovechando que hoy empieza el otoño os quiero contar una historia que a mis niñas les encanta, y que se trata de…

 

PROSERPINA

El dios del Olimpo, Júpiter, y la diosa Ceres tuvieron una hija a la que llamaron Proserpina. En esa época Ceres, que era la diosa de la tierra, la protectora de los campos, las flores y los cultivos, la principal responsable del florecimiento de las plantas, del crecimiento de las verduras, las flores, las hortalizas y los cereales, estaba feliz y radiante. Pero un día ocurrió algo que hizo que todo cambiara.

Ceres caminaba por un bosque cuando de repente oyó un grito de su hija Proserpina. Corrió a ayudarla pero no le dio tiempo y vio cómo Plutón se la llevaba en su carro hacia su reino subterráneo, un lugar del que decían no se podía salir jamás. Ceres se enfadó tanto que pidió ayuda al resto de los dioses para sacar a su hija de allí, pero todos le decían que sólo Plutón podía hacerlo.

– “Pues si no me ayudáis a recuperar a mi hija Proserpina, no voy a trabajar más”. Los campos se secaron, las hojas de los árboles se cayeron,  no había flores en los jardines y no dejó pasar el sol. Nadie tenía comida y la gente estaba pasando hambre, así que el resto de los dioses tuvieron que actuar.

Llamaron al dios del inframundo, Plutón, para que saliera en su carro a la superficie y entre todos tuvieron una conversación.

– Plutón, tienes que devolver a Proserpina -le decían los dioses- porque Ceres está muy triste y no quiere trabajar. La gente está pasando hambre y todos los campos se han secado.

– Proserpina sólo va a volver -dijo Plutón- si no come nada de lo que encuentre allí.

Cuando le dieron a ella la noticia de que ya podía salir, estuvo tan contenta que en su salida comió los frutos de una granada que encontró por allí. Ahora sí que tenía un problema!

Entre todos los dioses convencieron a Plutón que la dejara salir 6 meses al año para pasarlo con su madre Ceres, y los otros seis meses volvería con él.

La alegría de Ceres al volver a ver su hija hizo que todo floreciera de nuevo, los frutales, las verduras, el cereales, las flores… Entonces llegó la primavera llenándose el mundo entero de color y alegría, y disfrutaban juntas del sol y la playa hasta que terminaba el verano.

Entonces Proserpina tenía que volver con Plutón, y Ceres se ponía tan triste que las hojas de los árboles se caían, dejando paso al otoño. Y cuanto más tiempo pasaba sin su hija, Ceres se ponía a tiritar de frío y así llegaba el invierno. Y de esta manera se establecieron las estaciones del año.

Seguro que ahora vemos el otoño de otra manera, y aprovecho para dejaros el vídeo de Martha Wainright, una cantante canadiense que le canta a la tristeza de Ceres en la búsqueda de Proserpina, y en el que podréis ver expresado el cambio de las estaciones del año.

Espero que a vuestros hijos o nietos les guste la historia tanto como a nosotros.

Feliz otoño!!

Pili

 

Os gustan el reciclaje, la decoración, el transformar muebles y todo tipo de manualidades? Entonces compartimos la misma pasión! Me encantaría compartir mis ideas disparatadas y proyectos con vosotros, por lo que me encantaría que os SUSCRIBIÉRAIS a mis entradas por correo electrónico.

También comparto contenido interesante en Facebook y otras redes sociales, y me gustaría saber de vosotros! Aún no me seguís? No seais tímidos y pasar a saludar. Me podéis seguir en FACEBOOKPINTERESTINSTAGRAMTWITTER.

2 comments

Deja un comentario